Clases de costos AACE (parte 1)

Nada es más común que preguntar por el costo de un nuevo proyecto, pero no es frecuente preguntar cuál es la calidad (o el rango de error) de la estimación.

Este dato, que puede ser trivial en proyectos pequeños y medianos, donde rápidamente podemos obtener precios de referencia del mercado, pero toma mayor peso cuando se trata proyectos megaproyectos de inversión, donde obtener esta información demanda tiempo y esfuerzos considerables de nuestros expertos, si no es que deben encargarse a terceros.

La AACE ha creado una escala de clases de costos, donde la calidad de las aproximaciones depende del nivel de definición del proyecto. Mayor grado de definición implica una mayor precisión, pero también conlleva un mayor costo.

En fases tempranas, para ejecutar los análisis de inversión, tendremos que conformarnos con una estimación rápida, pero que permita decidir si proseguir o no.

A medida que la ingeniería avanza, de conceptual a básica, de básica a detalle, el nivel de definición y detalle mejora, y por lo tanto la estimación es mas precisa.

Obviamente que este modelo es de aplicación total en emprendimientos de gran envergadura, donde desde la idea original hasta la obra terminada pasan años, y donde cada avance de la ingeniería implica una mayor erogación.

No obstante es interesante el concepto de incertidumbre y clase de costo, y este puede ser aplicado a cualquier tipo de proyecto. Este concepto implica, por ejemplo, que en proyectos de TI solo luego de terminada la planificación, y para la cual muy probablemente debimos invertir tiempo en relevar y evaluar, que son tareas que típicamente no se hacen antes de tener aprobado el proyecto.

Saber que clase de costo estamos usando nos permite prever su grado de precisión y si los métodos empleado para el cálculo fueron válidos o no.

Clase 5, implica una definición del proyecto menor al 2%, se utiliza para probar si el concepto es posible antes de hacer los estudios de factibilidad. Se basa en métodos estocásticos como la comparación con proyectos similares o el sentido común de quien calcula el costo. Su precisión se espera que sea  del –50% / +100%, y el nivel de esfuerzo para lograrla es mínimo y en general no contabilizable. Este costeo puede tenerse en solo unas decenas de horas de trabajo. También se lo llama orden de magnitud o estimación prospectiva.

Clase 4, conlleva una definición del proyecto de entre el 1% y el 15%. Sirve para iniciar los estudios de factibilidad técnico económica y análisis de alternativas. Se basa en el la capacidad de la planta y el diagrama en bloques para el costeo de equipos aplicando factores de ajuste y el uso de modelos paramétricos que permiten extrapolar costos conocidos a lo que será nuestro proyecto. Nos brindará una precisión de entre –30% y –50%, implicando un esfuerzo no mayor al 4% del lo que implicaría un costeo clase 1. Para obtener estos costos ya tendremos que invertir cientos de horas de trabajo en el mismo. También se lo llama costeo top-down o factorizado.

Anuncios

Acerca de Adrián Muiño

http://www.linkedin.com/in/adrianmuino https://adrianmuino.wordpress.com/category/project-management/ Ing. Adrián Muiño Educación Ingeniero en Electrónica (UTN, Argentina) Maestría en Dirección de Empresas (EOI, Madrid) Postgrado en Marketing (UCA, Bs. As.) Project Manager Professional, PMP del PMI (USA) Actividad académica (10+ años) Profesor de Postgrado en la Univ. Católica Argentina Instructor en gestión de proyectos Actividad profesional (10+ años) Program and Project Manager (BGH SA, Neoris, Petrobras, Ericsson) Escritor de artículos (PM y aeromodelismo) Beta tester
A %d blogueros les gusta esto: