Los receptores (parte 2)

Otras características

Existen dos modos de shifting, positivo usado por JR y Airtronic, y negativo empleado por Futaba y Hitec, lo importante aquí es saber que ambos modos son incompatibles, es decir que el receptor debe tener el mismo shifting que el transmisor.

Al igual que en los transmisores, los cristales aceptados por un receptor son los propios de la banda a la que pertenece, 35Mhz, 40Mhz, 72Mz, etc, y hasta puede ocurrir que solo acepte frecuencias de una parte de la banda (alta o baja). No se puede cambiar de banda un receptor.

La cantidad de canales del receptor puede ser menor, igual o mayor que la del transmisor sin que esto represente un problema de compatibilidad, pero los canales a controlar serán tantos como la menor de estas cifras. Por último, que el equipo sea sintetizado o “cristalero” tampoco implica incompatibilidades, como tampoco las hay del lado de los servos.

Entonces al momento de comprar un nuevo receptor debemos verificar:

  • que posea la misma modulación del transmisor (AM, FM, PCM, Spread Spectrum), solo AM y FM son 100% compatibles entre marcas
  • que esté en la banda del transmisor
  • que tenga el shifting del transmisor
  • que tenga la cantidad de canales que necesitamos
  • que sea simple o doble conversión según queramos
  • que el tamaño, peso y forma sean adecuados al uso
  • y además debemos comprar el cristal de la frecuencia y el tipo que corresponda (doble o simple conversión), a no ser que tengamos la fortuna de poder comprar un receptor sintetizado el cual no necesita cristales.

Instalación

Dada la fragilidad de los componentes de los receptores, en particular los cristales y filtros es conveniente aislarlo de las vibraciones, los líquidos, y los posibles golpes a los que está expuesto en nuestros modelos. Para ello basta con envolverlo en goma-espuma y ponerlo dentro de una bolsita de polietileno.

En los modelos eléctricos el receptor y su antena deben estar lo más alejado que se pueda del motor, el variador y los cables de energía. Además hay que verificar que el variador pueda alimentar a la cantidad y tamaño de servos que estemos usando, siendo prudente en modelos medianos y grandes alimentar al equipo con el clásico pack de receptor y no con el BEC.

En los modelos de pequeño tamaño, el largo del cable de antena del receptor ha comenzado a ser una molestia. Como este cable no debe ser cortado y debe estar extendido, en un modelo pequeño queda siempre “sobrando” en la cola, expuesto a cortes y tirones. En helicópteros y autos el cable suele enrollarse sin consecuencias adversas, pero esto es debido a la proximidad entre transmisor y receptor.

Para solucionarlo, algunos fabricantes han desarrollado antenas cortas para los receptores. Estas antenas no son un simple cable de longitud bien determinada, sino que poseen un adaptador a fin de que el receptor las “vea” como la antena original.

Igual método se utiliza para reemplazar las antenas telescópicas de las radios.

Si no vamos a usar el modelo por largos períodos, es recomendable desconectar el pack del receptor. El propósito de esto es evitar que si eventualmente el pack corroe el cable, la corrosión llegue al receptor.

Por último como el receptor es el eslabón más crítico de la cadena, es este el último componente donde debemos ahorrar dinero o peso.

Buenas ondas y cristalina recepción

Anuncios

Acerca de Adrián Muiño

http://www.linkedin.com/in/adrianmuino https://adrianmuino.wordpress.com/category/project-management/ Ing. Adrián Muiño Educación Ingeniero en Electrónica (UTN, Argentina) Maestría en Dirección de Empresas (EOI, Madrid) Postgrado en Marketing (UCA, Bs. As.) Project Manager Professional, PMP del PMI (USA) Actividad académica (10+ años) Profesor de Postgrado en la Univ. Católica Argentina Instructor en gestión de proyectos Actividad profesional (10+ años) Program and Project Manager (BGH SA, Neoris, Petrobras, Ericsson) Escritor de artículos (PM y aeromodelismo) Beta tester
A %d blogueros les gusta esto: